Creciente número de religiosos mexicanos en Dakota del Sur

South-dakota: Creciente número de religiosos mexicanos en Dakota del Sur

Globo logoPublicado el
314
Ante el creciente número de hispanos en Dakota del Sur, cada vez son más los religiosos mexicanos de distintas expresiones de fe que llegan a ese estado solos o patrocinados por congregaciones locales.


Según el Buró del Censo, Dakota del Sur tiene unos 860.000 habitantes y un 3,6% es de origen hispano, es decir, unas 30.000 personas. La tercera parte de esos latinos se concentra en el área metropolitana de Sioux Falls.


Además, casi uno de cada cuatro de los nuevos residentes que llegaron a Dakota del Sur desde 2010 es de origen hispano.


La agricultura y la minería, así como fábricas y plantas procesadoras de carne, atrajeron a los latinos, quienes hasta hace poco no tenían templos propios para expresar su espiritualidad.


Según un estudio realizado por la Oficina de Preservación Histórica del Estado de Dakota del Sur, parte de la razón de esa situación es que, antes de la llegada de los hispanos, la gran mayoría de los inmigrantes había llegado de Europa y de Rusia a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.


Cada uno de esos grupos abrió y mantuvo sus propias iglesias por más cien años, sin incluir a hispanos.


La situación sólo cambió en 2002 cuando, al publicarse los datos del censo del 2000 las Hermanas de la Presentación de la Bendita María abrieron la primera congregación en español en Sioux Falls.


Luego, en 2007, la Iglesia Bautista Cross Pointe, en la misma ciudad, contrató al pastor mexicano Daniel Murillo para hacerse cargo del ministerio en español.


En 2012 la Iglesia Luterana Agustana, perteneciente a la Iglesia Evangélica Luterana de Estados Unidos (ELCA), expandió su ministerio en uno de los vecindarios más pobres en Sioux Falls y, en el proceso, contrató a la pastora Jeanette McCormick para establecer Pueblo de Dios, una congregación con creciente liderazgo de mexicanos residentes en el área.


En 2015 la Primera Iglesia Bautista de Madison (unos 80 kilómetros al noroeste de Sioux Falls) contrató al pastor Francisco Vargas para abrir Cristo Viene, que sirve a los 170 hispanos de la zona. Y el pastor Otto García llegó ese año invitado por la Iglesia Bautista Americana para abrir el Centro Cristiano De Sioux Falls.


A esos religiosos se sumó este mes Herman Pérez, también mexicano, pastor de la Iglesia Comunitaria Celebrad.


Pérez indicó que los hispanos, muchos de ellos de California, llegan a Dakota del Sur buscando trabajo -el desempleo es de sólo el 2,5%, la mitad de la media nacional-, pero luego "forman una comunidad de familias y amigos en un lugar con baja criminalidad".


"Es difícil de explicar. Es lo que Dios nos puso en el corazón", afirmó.


Si deseas estar enterado y conocer mas Noticias de south-dakota, únete a nuestra comunidad o agréganos a tus favoritos.
No sabes cómo reaccionar a esta nota? prueba con un Gif